Publicada en

Consejos para autores noveles de Ariel Rivadeneira

Ariel Rivadeneira, argentino, especialista en técnicas de lenguaje y creatividad,  ha publicado un interesante libro, titulado  60 respuestas a las 60 eternas preguntas del escritor novel” . Según Rivadeneira “se trata de artificios, estrategias, ideas, propuestas concretas a los sesenta problemas creativos y técnicos más frecuentes del escritor. Un eficaz botiquín para urgencias literarias”. En Publicar un libro publicamos un extracto:

Síndrome del paciente: Escritor
No se lo confiesas ni a tu interlocutor interno, pero te ves publicando un libro de tapa dura y letras grandes en la portada. O uno en rústica con solapas. O uno de bolsillo con miles de ejemplares vendidos.

Examen clínico
Apunta tus reacciones y sensaciones en dos columnas, las buenas y las malas. Seguramente, pasas de unas a otras en menos de lo que dura un relámpago o en un santiamén o en lo que dura el canto de un gallo (o de una gallina, tú dirás).Escribir es un acto violento o lujurioso, o violento y lujurioso, un vaciamiento o una carga, un tránsito hacia el más allá o hacia el más acá. Si fallas en el acto de la creación, puedes amargarte frente a las ideas que no acabas de atrapar, censurarte, perder la autoconfianza, empacharte de palabras y no saber qué hacer con tantas como contienen los diccionarios y escribir un cuento al que la falta de vocabulario o la sintaxis rebuscada lo vuelven insufrible.Si fallas en la técnica, puedes estar funcionando como un autómata, usar constantemente las mismas palabras de la misma manera, ser un escribiente de páginas notariales que no encuentra el tono ni la propia voz. Puedes estar haciéndolo como ya lo ha hecho otro escritor.  O contar una anécdota y no darte cuenta de que para «hacer literatura» no basta con transcribir lo que alguien te ha contado.O alambicarte, perder el control y forzar tanto el lenguaje que se acabe ahogando el texto. En cualquier caso, escribir es saludable. Es como soñar. 

Carles valls, Publicar un libro.com

Deja un comentario