Publicada en

Las faltas de ortografía

Un libro plagado de faltas de ortografía o de errores gramaticales, por muy interesante que sea, pierde muchos puntos a los ojos del lector. Por eso, hay que revisar al máximo el texto para evitar no caer en este tipo de errores que restan profesionalidad al libro.

A no ser que dominemos el idioma o seamos correctores  de oficio siempre se nos puede escapar alguna falta, tener dudas gramaticales a la hora de revisar el libro. A ningún autor le gusta que el lector le ponga el dedo en la llaga diciendo que el libro está lleno de faltas de ortografía.

Si  el autor-editor no dispone de una cantidad de dinero para pagar a un corrector profesional, al menos, lo que puede hacer es utilizar una serie de recursos que encuentras en internet de diccionarios en línea, correctores de texto, webs sobre ortografía, etc que le pueden ayudar a corregir y pulir su libro. Por esto, le ofrecemos unos enlaces de recursos de internet para el autor-editor  que le pueden ser útiles.

Carles Valls, Publicar un libro.com

Printcolor es especialista en impresión digital de libros

Deja un comentario