Publicada en

Sin libro maquetado, no hay libro publicado

Uno de los obstáculos en los que se encuentra el autor-editor a la hora de publicar su libro es  maquetar su  libro. Un autor-editor puede tener una gran inspiración y talento para escribir su obra pero faltarle pericia técnica o, simplemente, no tener ganas de pelearse con la maquetación de su libro. ¡No es lo mismo escribirlo que convertirlo en una página publicada de un libro de papel!

El autor-editor que se adentre en el mundo de la maquetación tendrá que seleccionar el tipo de letra, el cuerpo de la letra,  la sangría en los parrafos,  la paginación, los márgenes de las páginas,  si pone encabezado, si  coloca un pie de página, etc. El autor-editor tiene que tomar múltiples decisiones para que la maquetación convierta su texto en una página presentable y legible. Por eso, una vez que tenga escrito en un documento Word su obra , sin faltas de ortografía, tendrá que tener en cuenta todos esos parámetros para que la lectura del libro para el lector sea cómoda y placentera. ¡Que una mala maquetación no desluzca el contenido del texto!

Desde mi experiencia como autor-editor, algunos de los trucos para maquetar el libro es intentar seguir todas las pautas de maquetación siguiendo el modelo y estilo de otro libro que te guste, siempre que no tenga una maquetación complicada,  y seguir sus criterios en cuanto al tipo de letra, tamaño, etc. Sin embargo, también es cierto que la maquetación de ese libro, si es del catálogo de  una editorial, seguramente habrá sido  llevada a cabo por un maquetador profesional y con algún programa profesional de maquetación y no con un simple Word. Eso lo puedes comprobar, por ejemplo, mirando si hay partición de palabras en silabas al final de cada línea, ya que en el Word  aunque se puede activar uno no se puede fiar o de que siempre haga la separación de las sílabas bien, y uno prefiere curarse en salud y hacer un justificado centrado del texto.

Por tanto, si un autor-editor  tiene conocimentos suficientes y se siente hábil para maquetar el libro con el Word, que lo haga,  y que luego convierte ese libro en un formato PDF listo para imprimir. El  resultado seguro que será bastante digno, aunque no del todo profesional.

Pero, por otra parte, si alguien quiere  y  puede pagarse una maquetación profesional tendrá que rascarse el bolsillo.  Algunos maquetadores cobran 1 euro por página, siempre que no haya imágenes. Esto encarecerá el precio de coste de los libros pero tu obra quedará maquetada perfectamente y, si lo imprimes en una buena imprenta digital, como PUBLISH PRINTING.COM, el resultado puede ser magnífico. ¡Es un placer tener en tus manos un libro perfectamente maquetado y encuadernado!

Carles Valls, Publicar un libro.com


Deja un comentario