Publicada en

Incrustación de fuentes en Word

La mayoría de los que autoeditamos nuestro libro lo maquetamos con el Word, por eso, os doy una información que os puede ser útil sobre la incrustación de fuentes  en el documento que es fundamental para que luego la impresión en  formato de papel sea fidedigna.

Recordar que para poder imprimir tu libro necesitas enviar a la imprenta un PDF del  texto interior. Para que no haya sorpresas en el PDF tienes que haber previamente incrustado las fuentes del documento en el Word. Si no lo haces, puede ocurrir que luego al no estar incorporadas esas fuentes aparezcan en el documento otras fuentes por defecto y se desmonte la maquetación.

Por eso, es muy importante que a la hora de guardar tu documento en Word  incrustes la fuentes. De esta manera podrás visualizarlo en cualquier ordenador que tenga el Office,  aunque no tenga instaladas esas fuentes.  Un aspecto a tener en cuenta es que al incrustar esas fuentes y abrirlo en otro ordenador con Word sólo podrás visualizarlo en modo lectura y no podrás editarlo. O sea, que no podrás corregir el texto, si no se perderán esas fuentes, alterándose el documento y todo tu trabajo de maquetación.

Por ello, lo mejor es que en cualquier Word que utilices tenga ya instaladas las fuentes para no tener problemas. Si no es así, inscrustas las fuentes en el documento, pero recuerda que no podrás hacer cambios en otro Word.

Una vez hayas incrustado las fuentes en el Word, lo conviertes en formato PDF y ya estará listo para imprimirlo.

Si quieres imprimir tu libro, visita la web de Printcolor, ya que es una de las imprentas digitales  líderes en impresión de libros.

Carles Valls, Publicar un libro.com

Deja un comentario