Publicada en

¿Cómo distribuir el libro que autoeditas?

Sin distribución, no hay casi venta de libros. Sin embargo, uno de los problemas más graves que se enfrentan los que autoeditan libros son los derivados de la distribución de los libros en los puntos de venta, ya que tienen que decidir si vale la pena pagar a un profesional de la distribución para llevar a cabo esta tarea logística, que no es tan agradecida como la de escribir o presentar su obra.

El distribuidor es la persona natural o jurídica que realiza servicios comerciales y que sirve de enlace entre editores y libreros para situar y reponer libros en su punto de venta y facilitar su difusión. En resumen, es el que lleva los libros a la librería.

Tambien es posible que asuma la distribución directamente el propio editor o autor-editor, que será el que tendrá el depósito de los libros, realizará tareas comerciales, se encargará de la reposición de libros, de los envíos y devoluciones. Todo ello le supondrá una gran dedicación y esfuerzo. Si se trata de un autor-editor o de una pequeña editorial, tal vez le puede interesar realizarlo él mismo, ya que no tendrá que descontar los costes de una distribuidora de los ingresos que genere la venta de los libros.

Por otra parte, otra opción de pago es la distribución externalizada donde una empresa distribuidora realiza todas las funciones anteriores. Dicha empresa liquida de forma mensual con el editor y le descuenta un 50 o 55% en funcion del precio de los libros vendidos. La ventaja es que el editor puede dedicarse a otras actividades, pero pierde la relación personal con el librero y el ingreso total de la venta de los libros se reduce a la mitad.

Mi consejo es que el autor-editor contacte directamente con las librerías y distribuya los libros, ahorrándose los costes de la distribuidora, a no ser que apueste por una gran distribución por todo el territorio nacional y en muchas librerías, asumiendo que tendrá que hacer una larga tirada de ejemplares para cubrir todos los puntos de venta.

Sin embargo, no siempre será posible que una distribuidora acepte distribuir sCus libros autoeditados ya que hay distribuidoras que sólo quieren a editoriales como clientes. Al final, el autoeditor tendrá que ir con el carrito de librería en librería cargando con sus libros.

Carles Valls, publicarunlibro.com

 

 

logoprint1

Deja un comentario