Publicada en

Consejos para el autoeditor: ¿Qué es el Depósito Legal?

f1

El Depósito legal es la obligación legalmente establecida por el Estado de depositar ejemplares de las publicaciones de todo tipo y tiene como misión recopilar el material bibliográfico producido en su territorio con fines de preservación y difusión del patrimonio bibliográfico.

El libro tiene que tener un número de Depósito Legal que debe figurar en el reverso de la portada o partadilla del libro, en la misma hoja que el ISBN si lo hubiere. El editor o autoeditor ha de solicitar el número del Depósito Legal en la oficina de la provincia donde tenga su residencia.

La obligación legal de solicitar el número de Depósito Legal corresponde al editor  o cuando un autor se edita su obra sin que intervenga ningún impresor o editor comercial, y, en su defecto a los impresores. No es obligatorio solicitar dicho número para publicaciones de impresión bajo demanda.

Una vez terminada la obra objeto de depósito y antes de proceder a su distribución o venta, se entregarán en dicha oficina cuatro ejemplares de la obra.

De momento, la tramitación del número de depósito legal es gratuita.

En algunas oficinas del depósito legal establecen para los autoeditores una tirada mínima de ejemplares para poder solicitar el número de Depósito Legal, por debajo de esa tirada no lo consideran obligatorio.

Lo cierto, es que es un honor que tu obra gracias a la oficina del Depósito Legal forme parte del patrimonio bibliografico de tu país.

Carles Valls,  Publicar un libro.com