Publicada en

Publica tu libro en cinco pasos: Paso 2.- Revisa a fondo tu manuscrito.

Una vez has conseguido acabar de escribir la última página de tu libro es el momento que disfrutes tú mismo de haber cumplido tu gran reto de escribirlo. Superaste la angustia de la primera hoja en blanco, las dudas a la hora de escribir y, por fin, has puesto punto y final a tu obra. ¡Ya eres un escritor! Es hora de celebrarlo porque has conseguido algo que a mucha gente le gustaría realizar pero que no está al alcance de todo el mundo que es escribir un libro.iza

Ahora toca olvidarte un tiempo de tu obra y dejar descansar tu manuscrito, al menos un par de semanas, alejarte de él y distanciarte, para luego regresar con una mirada menos emocional y con energías renovadas para poder revisarlo concienzudamente. Seguro que te darás cuenta cuando lo revises de la ingente labor creativa que has hecho.

Revisa con sentido crítico tu manuscrito, la estructura de tu obra, su contenido y estilo, los personajes, la trama, etc.  Y, especialmente, repasa la ortografía, los signos de puntuación, la gramática. Cuanto más crítico seas y más pulas tu obra, mejor será el resultado final, aunque te duela eliminar páginas o tener que reescribirlos.

Siempre que puedas, acude a un amigo que sea escritor, editor o corrector, que te  pueda dar una opinión o hace un análisis sobre tu libro, que se acerque a tu libro desde una perspectiva de lector crítico, pero recuerda siempre que tú eres el autor, esta es tu historia y, al final, es tu nombre el que figurará en la cubierta del libro y los lectores te juzgarán a ti.

Si no cuentas con nadie que pueda hacer esta labor pide a un profesional que elabora un informe de lectura. En estos informes se analizan de la obra sus características esenciales, su estructura, los puntos débiles y fuertes de la narración, la originalidad de la obra. Es un documento técnico muy útil que te ayudará a mejorar tu obra.

Por otra parte, si tienes dudas en cuanto a la ortografía o quieres que te echen una mano en mejorar tu estilo de redacción puedes encargar a un profesional la corrección de tu texto, sea únicamente para realizar un simple corrección ortotipográfica o también para una corrección de estilo que es mucho más profunda.

La corrección ortotipográfica es aquella que se centra en la ortografía, la tipografía y la gramática y se corrige la acentuación, uso de mayúsculas y minúsculas, errores sintácticos.

En cambio, en la corrección de estilo se limpia, mejora y enriquece el texto persiguiendo la correcta elección de los términos empleados, la exactitud de las ideas que deseas expresar, la coherencia y estructura de la obra. Una buena corrección siempre es una inversión que revaloriza tu obra. Al fin y al cabo, seguramente es tu primer libro y quieres que quede perfecto.

De esta manera, tu obra una vez pasada por los correctores estará más depurada, pero siempre los correctores tendrán que respectar el estilo personal de escribir del autor.

Finalmente comentarte que para proteger los derechos de autor puedes llevar un ejemplar al Registro de la Propiedad Intelectual para proteger los derechos de la propiedad intelectual. Has de imprimir el documento, encuadernarlo y lo depositas en la oficina del registro pagando una tasa.

Carles Valls, Publicar un libro

 

gl3