Publicada en

Publica tu libro en cinco pasos: Paso 4.- Deja tu documento listo para imprimir.

Ya tenemos el documento en formato PDF pero antes de enviarlo a la imprenta a imprimirlo tienes que tener en cuenta una serie de características técnicas en relación al PDF de las cubiertas (portada y contraportada) y el interior (texto).

Cabe señalar que una imprenta digital trabaja con archivos en formato PDF en escala 1:1 (sin protección de contraseña). El PDF se debe exportar sin marcas de corte ni de registro.

Para las páginas interiores el PDF debe constar en páginas individuales correlativas y a tamaño final. No se aceptan PDF con dos páginas en una.

El interior debe contener 3mm de sangrado siempre y cuando lleve un fondo de color o imágenes o elementos que estén justo a corte.  Señalar que el texto debe estar a 10mm de los márgenes para evitar que sea poco legible, que esté demasiado cerca del interior del lomo.

Para la portada debes preparar un PDF en una sola página con el total de la portada. A la izquierda colocarás la contraportada, en medio el lomo.

El tamaño del lomo lo puedes obtener a través de la Calculadora de libros de la página web de Printcolor que dependerá del número de páginas, el tipo de papel y la encuadernación escogida.

En cuanto al sangrado de la portada, indicar que en el PDF de la portada tenemos que dejar 5mm de sangrado por cada lado a la portada. Por otra parte, si escogemos una portada con solapas siempre recomendamos que tengan una longitud de unos 8cm para que al plegarlas queden más o menos a la mitad de la cubierta.

Otros de los aspectos a tener en cuenta en cuanto a colores y resolución es que todos los archivos se deben enviar en CMYK (cian, magenta, amarillo, negro), siempre y cuando se tenga que imprimir a todo color. Por otro lado, si imprimimos en negro el documento debe estar en escala de grises. También señalar que la resolución óptima de los archivos para la impresión es de 300 dpi.

Finalmente comentar que hay en el libro la llamada página de créditos donde aparece además del nombre del autor, el número ISBN y el número de Depósito legal.

En cuanto al ISBN, comentar que es un número creado para dotar a cada libro de un código que lo identifique. La Agencia ISBN dispone de su web para solicitarlo como autor-editor pagando una cantidad. El ISBN no es obligatorio obtenerlo para publicar un libro. El ISBN es un número pensado para favorecer el comercio de las publicaciones. Si éstas no van a ser puestas a la venta, no necesitan ISBN.

Por otra parte, el Depósito Legal es la obligación legalmente establecida por el Estado de depositar ejemplares de las publicaciones. El autor-editor tiene la obligación legal de solicitar el número de depósito legal e insertarlo en la página de créditos del libro, excepto si son publicaciones bajo demanda ya que están excluidas.

Cuando ya tengas listos los PDF es hora de realizar el pedido de impresión y esperar a que te envíen la prueba de impresión gratis, un primer ejemplar impreso y encuadernado, para validar que todo está correcto y dar el visto bueno para hacer la tirada final.

Y, en pocos días, te llegarán a tu casa todos tus libros recién imprimidos y no te resistirás a coger un ejemplar, tu libro, y pensar que este libro lo has escrito tú y que te mueres de ganas de que lo tengan en sus manos otros lectores.

Carles Valls, Publicar un libro

gl3