Publicada en

Al lado del autor José A. Bonilla y su libro PÉTALOS DE ACERO

petalos_acero

José A. Bonilla es el autor del  libro Pétalos de acero, publicado por la Editorial Hermenaute e imprimido por PrintcolorEl autor es también licenciado en biología y bioquímica. Aficionado  al cine, los cómics y los videojuegos, dedica gran parte de su tiempo libre a su principal afición, la narrativa de género, especialmente en las temáticas de ciencia ficción y terror.  Esta obra forma parte de la Colección Icarus de la mencionada editorial, dedicada a la ciencia ficción, el steampunk y el género de aventuras. Entre las otras obras de Bonilla destacamos La Inconquistable y la novela Juguetes Rotos.

¿De qué trata la novela Pétalos de acero?
Tras un atentado contra Isaac Peral en el Gran Hotel Internacional, el jefe de Seguridad del pabellón estadounidense en la Exposición Universal de Barcelona de 1888 se verá involucrado en una trama de robos, sabotajes e incluso asesinatos que deberá desentrañar contrarreloj, ayudado por un par de relojeros catalanes y un comandante de la Guardia Civil, con el fin de detener una terrible conspiración que busca destruir los cimientos de la Vieja Europa y establecer un nuevo y peligroso orden.

¿En qué género se enmarca?
Pétalos de acero se trata de una novela de aventuras al estilo clásico, pero con elementos steampunk (subgénero de la ciencia ficción de estilo retrofuturista en el que el vapor ha predominado sobre los combustible fósiles y que suele situarse en la época victoriana), y toques del folletín decimonónico y el relato policíaco del siglo XIX al estilo Maurice Leblanc. Pero también se trata de una novela histórica. He intentado recrear al detalle el contexto en el que suceden los acontecimientos para dar verosimilitud a una Barcelona distópica, aunque tan tangible como la que podría conocer cualquier turista que deambule actualmente por sus calles.

¿Cómo te documentaste?
Aunque se conservan algunas fotografías de la época, la mayor parte de la documentación histórica la extraje de una revista que empezó a publicarse en 1886 que se llamaba “La Exposición” y que descubrí por casualidad. En ella se relataba con todo lujo de detalle los avances que se iban realizando a lo largo de los años en los preparativos de la Exposición Universal, previos a su inauguración oficial el 20 de mayo de 1888. También me fueron de gran utilidad los ejemplares digitalizados del diario “La Vanguardia”, publicado desde 1881, y que pude consultar fácilmente a través de internet.

¿Qué consejo darías a los que quieran escribir una novela?
Es difícil escribir, y más aún publicar, pero no obstante la paciencia y la perseverancia creo que son los elementos necesarios para alcanzar la meta que uno se propone. También leer, leer mucho, y escribir cada día un poco. El camino se recorre andando y escribir es como la vida, evolucionas a lo largo del tiempo. La cuestión es ir practicando y no desanimarse. 

 Carles Valls, Publicar un libro

 

gl3