Publicado el Deja un comentario

El escritor profesional o aficionado

Mucha gente escribe y algunos llegan a publicar su libro, pero no es fácil determinar la diferencia entre un escritor profesional o un escritor aficionado. Especialmente, cuando ambos dedican mucho tiempo a escribir y a publicar obras literarias, sea por  simple placer o como trabajo.

Tal vez podríamos decir que el escritor profesional es aquel que se gana la vida escribiendo, que forma parte de su trabajo habitual. Y, en cambio,  el escritor aficionado no es así, aunque pueda también percibir ingresos de sus obras.

Tampoco queda claro que un escritor profesional se pueda ganar la vida dignamente con sus obras.  Y,  por tanto que al final tenga que compaginarlo con otras ocupaciones de profesor, corrector, periodista, etc. Vivir solamente de tus libros está al alcance de pocos escritores.

Vida del escritor profesional
No existe  un título o estudio que acredite la condición de escritor, que es aquel que  produce obras literarias como novelas, cuentos, ensayos, teatro, etc. 

El escritor profesional tendrá que organizarse para producir obras literarias y  cumplir algunas condiciones:

  • Es importante para se  reconocido como escritor profesional la actitud profesional  del autor de considerarse “yo soy escritor y  me dedico a escribir” como su actividad profesional principal.
  • También el hábito es una de las cualidades del escritor profesional, que escribe todos los días, al igual que uno ficha cada día y hacer la jornada de trabajo.
  • Tener una plataforma y redes sociales como una página web, un blog, un canal Youtube, Instagram, etc. donde promocionar  y vender su obra y ponerse en contacto con sus  lectores.
  • Dedicar tiempo no solo en escribir, sino en promociones, presentaciones,  asistencia a ferias, conferencias y otras actividades de marketing forman parte del escritor profesional, muchas de ellas marcadas por la propia editorial.
  • No trabajar gratis,  ya  que se gana la vida escribiendo. No es un simple pasatiempos o afición. Ha de poner precio a su trabajo de escribir.
Así, la costumbre de escribir es la clave para poder dedicarse profesionalmente como escritor.  Por ejemplo, el escritor japonés Haruki Murakami  mantiene una rutina estricta que combina escritura con running para poder producir su reconocida obra. 
  
Ser escritor como trabajador
Desde un punto de vistal legal,  el escritor profesional sería  aquel que se dedica a escribir como actividad habitual.  Tiene que estar de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) en el epígrafe que corresponda. También figurar en el régimen de trabajadores autónomos (RETA).  Y tributar por el IRPF por los ingresos que perciba de los libros publicados.


Espero que te haya sido de utilidad el artículo y recuerda que si quieres imprimir tu primer libro gratis  lo consultes  a los amigos de Printcolorweb.

Publicado el Deja un comentario

La página de créditos del libro

En todos los libros aparece  una página de créditos, ya sean libros de una editorial o autoeditados.  En dicha página de créditos consta toda la información sobre la creación y edición de la obra y datos que identifican la obra.  Permiten al  lector saber los datos básicos sobre la autoría de la obra.  Acostumbra a estar ubicada en el anverso de la portadilla, que es donde hay el título del libro y el nombre del autor.
 
En España no hay una ley que obligue a que los libros tengan que llevar incorporada una página de créditos. Sin embargo, sea más o menos descriptiva,  siempre está presente en los libros puestos a la venta.
 
Contenido de la página de créditos
Encontraras una variedad de páginas de créditos, ya que no hay una pauta a seguir. No existe una  norma que establezca cuáles han de ser los contenidos.  Se puede tomar como modelo la página de créditos de alguna editorial conocida para crear la tuya para tu libro con total libertad, ya que no forma parte del contenido protegido de la obra.
 
Básicamente,  la página de créditos reúne los siguientes datos:  copyright del autor,  información de la editorial, ISBN, Depósito legal, aviso legal o reserva de derechos y la imprenta.  
 
También  se puede incorporar a la página de créditos otros datos:  título y edición original si ha sido traducida, colaboradores (diseñador de la portada, maquetador, fotótgrafo), ediciones y reimpresiones, menciones a instituciones o empresas si ha sido subvencionada o patrocinada; tipo de papel usado, tipografía, etc.
 
El copyright
Se refiere a los derechos de autor y de propiedad intelectual. Aparece con el signo © en la página de créditos de los libros, figurando después el autor y/o editorial y  el año de publicación (ej.  © Pedro Martínez, 2020).  No es necesario que la obra esté inscrita en el Registro de la propiedad intelectual para tener copyright.
 

Pie editorial
En la página de créditos se incluyen el nombre de la editorial y su domicilio.  Se añade también la página web de la editorial y  su correo electrónico. 

Aviso legal o reserva de derechos
Se puede añadir un texto legal donde se fijan los límites de reproducción del contenido de la obra, aunque no es necesario para protegerse legalmente. Eso sí, asusta a algunos que se les haya pasado por la cabeza copiarlo o fotocopiarlo sin permiso.
 
Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright.
 
Pie de imprenta
Al final de la página de créditos  se encuentra la  información del impresor. También puede salir el domicilio del centro de impresión y el país donde se ha imprimido.
 
Un ejemplo de página de créditos
© Pedro Martínez, 2020

©  Editorial Publicar, 2020
ISBN: 978….
Depósito legal:  B-….
Impresión Printcolor

Espero que te haya sido de utilidad este artículo y si quieres imprimir un libro gratis consulta a los amigos de Printcolorweb.
 
 
 
Publicado el Deja un comentario

El plagio de un libro

Si alguien copia una obra ajena y la hace pasar como propia puede incurrir en plagio. Ocurre cuando un  autor utiliza ideas, frases, que ya han sido creadas por un tercero y finge que son suyas, de su autoría, que son fruto de su inspiración y creación, sin ninguna referencia a su autor original.
 
Por eso, es muy desagradable para un autor descubrir que un tercero le ha copiado o “fusilado” parte o toda la obra, que la ha hecho pasar como si fuera este último su creador.  La víctima del plagio tiene todo el derecho a denunciar al plagiador porque el plagio es una forma de robar que vulnera sus derechos de autor.  
 
Independientemente de que la obra sea gratis o no.  O que se acceda por un libro, por internet o por otro medio o soporte,  se han de respetar los derechos de autor. La obra está protegida desde el momento que la escribe o publica el autor. 
 
Por una parte, una cosa es inspirarse en el contenido de una obra, transformarla y reinventarla. Otra muy diferente es copiarla y firmarla como tuya. 
 
Mucho más grave es que el plagio no sea solo con fines académicos sino de una obra en la que se obtengan beneficios de su explotación.
 
Casos de plagios literarios
En la literatura ha habido plagios literarios muy conocidos.  Uno de ellos es el de la escritora Ana Rosa Quintana que publicó Sabor a hiel, vendiendo 100.000 ejemplares. La acusación de plagio se basaba en haber copiado párrafos y páginas enteras de tres libros.  Por otra lado, también se ha visto salpicados por casos de plagio escritores como Camilo José Cela, Jorge Bucay donde acabaron decidiendo los tribunales.


Pruebas de la autoría
Corresponde al autor tener todas las pruebas de que ese contenido es suyo. Unas de ellas es que haya inscrito su obra en el Registro de la  Propiedad Intelectual donde conservan un ejemplar de la obra que se puede comparar con la del presunto plagiador.

Si se detecta un plagio, es recomendable ir por la vía amistosa con el plagiador. Pedirle explicaciones, solicitarle que retire su obra y  nos indemnice si ha habido perjuicio. En caso contrario, se puede reclamar por la vía judicial civil o penal. 

Cómo evitar el plagio
Es necesario tomar siempre los datos de la fuente donde se obtiene la información,  apuntar la frase o párrafo directamente del original, y luego acreditar la autoridad y fuente mediante una cita o referencia bibliográfica para evitar ser acusado de plagiador. 
 

En conclusión, es muy positivo inspirarse con las obras de los demás, aprender de ellas, tomarlas como modelo, pero si decides escribir tu libro tienes que ser creativo y no un simple copista.

Espero que te haya sido de interés este artículo. Si quieres imprimir un libro gratis o tienes alguna consulta puedes dirigirte a los amigos de Printcolorweb.

Publicado el Deja un comentario

La fiscalidad del escritor

Al escritor le toca pagar sus impuestos por el ingreso de las ventas de sus libros.  Sin embargo, no será el mismo trato fiscal si se trata de un escritor  contratado por una editorial, que si es un autor-editor que trabaja por cuenta propia. Cada clase de autor tendrá un tratamiento fiscal diferente.
 
Escritor de una editorial
 
En el supuesto del escritor que por medio de un contrato de edición firmado con la editorial, cede sus derechos de explotación de su obra a cambio de una remuneración,  su tributación será de acuerdo con el Impuesto sobre la Renta de las Personas  Físicas (IRPF) como trabajadores por cuenta ajena por el concepto de rendimientos de trabajo
 

El artículo 17 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas realiza la siguiente definición del concepto de rendimientos del trabajo:

“Se considerarán rendimientos íntegros del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas.”

Y en su apartado 2.d. incluye como rendimientos del trabajo  de los escritores los rendimientos derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

Por otra parte, el escritor de una editorial  no estará obligado a estar de alta como autónomo en el RETA (Régimen Especial de Autónomos).

Autor-editor

En cambio, el autor-editor, que realiza la actividad de edición y venta de su libro,  desde un punto de vista fiscal, sus ingresos se considerarán como rendimientos de actividad económica.
 
El rendimiento neto da actividad económica se calcula por la diferencia entre ingresos computables y gastos que sean deducibles de acuerdo con la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.  Los métodos de determinación del rendimiento neto de actividades económicas son el de estimación directa y el de estimación objetiva. Y, por tanto, tendrá que tributar el IRPF de acuerdo con el resultado de su rendimiento de actividad económica
 

El artículo 27 de la misma Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas establece que son rendimientos de actividades económicas:

“Se considerarán rendimientos íntegros de actividades económicas aquellos que, procediendo del trabajo personal y del capital conjuntamente, o de uno solo de estos factores, supongan por parte del contribuyente la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

 Además,  si su actividad  es habitual, personal, directa y lucrativa  como escritor tendrá que cumplir su obligación con la Seguridad Social de darse de alta como autónomo y pagar su cuota de autónomos.

Espero que te haya sido de utilidad el artículo y  si tienes alguna consulta sobre como publicar o imprimir tu libro  lo puedes preguntar a los amigos de Printcolorweb.

Publicado el Deja un comentario

El contenido mínimo del contrato de edición

Las relaciones entre el autor y el editor se regulan con un contrato. Con el contrato de edición el autor cede al editor, mediante compensación económica, el derecho de reproducir su obra y el de distribuirla. El editor se obliga a realizar estas operaciones por su cuenta y riesgo en las condiciones pactadas y con sujeción a la Ley de Propiedad Intelectual.

¿Cuál es es contenido de un contrato edición?
El contrato de edición debe formalizarse por escrito y expresar en su caso:

  1. Si la cesión del autor al editor tiene carácter exclusivo.
  2. Su ámbito territorial.
  3. El número máximo y mínimo de ejemplares que alcanzará la edición o cada una de las ediciones.
  4. La forma de distribución de los ejemplares y los que se reserven al autor, a la crítica y a la promoción de la obra.
  5. La remuneración del autor.
  6. El plazo de puesta en circulación de los ejemplares de la única o primera edición, que no podrá exceder de dos años a partir de la entrega del manuscrito al editor.
  7. El plazo en que el autor deberá entregar el original de su obra al editor.

La edición en forma de libro
En caso de que la edición se haga en forma de libro,  a las condiciones del contrato anterior se habrán de añadir otros requisitos:

a)  La lengua o lenguas en que ha de publicarse la obra.
b) El anticipo a conceder, en su caso, por el editor al autor a cuenta de sus derechos.
c) La modalidad o modalidades de edición y, en su caso, la colección de la que formarán parte.
 

¿Cuáles son las obligaciones del editor?
Las obligaciones del editor son:

  1.  Reproducir la obra en la forma convenida, sin introducir ninguna modificación que el autor no haya consentido.
  2. Someter las pruebas de la tirada al autor.
  3. Asegurar a la obra una explotación continua y una difusión comercial.
  4. Satisfacer al autor la remuneración estipulada, y cuando ésta sea proporcional, al menos una vez al año.
  5. Restituir al autor el original de la obra, objeto de la edición, una vez finalizadas las operaciones de impresión y tirada de la misma.
¿Cuáles son las obligaciones del autor?
 Las obligaciones del autor son:
 
  1.  Entregar al editor en debida forma para su reproducción y dentro del plazo convenido la obra objeto de la edición.
  2. Responder ante el editor de la autoría y originalidad de la obra y del ejercicio pacífico de los derechos que le hubiese cedido.
  3. Corregir las pruebas de la tirada.

¿Cómo se extingue el contrato de edición?
Las causas de extinción son las siguientes:

  1. Por la terminación del plazo pactado.
  2.  Por la venta de la totalidad de los ejemplares, si ésta hubiera sido el destino de la edición.
  3.  Por el transcurso de 10 años si la cesión se hubiese realizado a un tanto alzado.
  4. En todo caso, a los 15 años de haber puesto el autor al editor en condiciones de realizar la obra.
¿Y las obras futuras?
 Son objeto del contrato de edición las obras existentes, las obras futuras no pueden constituir objeto del contrato de edición regulada por la Ley de Propiedad Intelectual.
 
Espero que te haya sido útil esta información sobre el contrato de edición y si quieres imprimir un libro gratis o tienes una consulta sobre este tema ponte en contacto con los amigos de Printcolorweb.
 
Publicado el Deja un comentario

Lo que gana el autor del precio de venta del libro

La  fama y los elogios de los lectores se los llevará siempre el autor del libro. Sin embargo, las ganancias por las ventas de los  ejemplares los tendrá que compartir con el editor, la distribuidora y los puntos de venta.  A cada uno de ellos le corresponderá una parte del pastel del beneficio del libro, un porcentaje sobre el precio de venta del libro.  Para el autor puede ser un porcentaje ínfimo, teniendo en cuenta que es el creador de la obra. Eso sí, si vende millones de ejemplares se puede hacer rico, pero uno no escribe para hacerse rico, o tal vez sí.
 

El PVP del libro

Cada libro tiene marcado su precio de venta al público (PVP), incluso a veces ya está estampado en la propia cubierta. Legalmente ha de ser un precio fijo, de acuerdo con la Ley del Libro.  O sea, que vayas a la librería que vayas, los libros te costarán lo mismo. Será el editor quién determinará el precio, que ya constará en su ISBN.

Del importe del  precio de venta de libro y los porcentajes pactados saldrán las ganancias. Por eso, es importante de antemano fijar un precio fijo del libro impreso que permita ganar a todos los operadores y sea razonable para el lector, que siempre puede decantarse por el libro electrónico si es más barato.
 
El autor el 10%
 

Al autor le corresponde generalmente el 10% del PVP del libro,  aunque en España puede llegar algunos casos al 12% o bajar hasta el  8%.

Por ejemplo, si el autor consigue vender 1.000 ejemplares, una cifra que no está nada mal, entonces se llevaría 1.000€, una cantidad que difícilmente cubre todas las horas de trabajo dedicadas a escribirlo, aunque lo compensa personalmente  la gran satisfacción de publicar su obra.

Por otra parte si uno se plantea  vivir como escritor profesional, al menos ha de vender 10.000 ejemplares, que sería lo que ganaría cobrando el salario mínimo anual. Con el porcentaje del 10% hay que ser muy buen escritor y vender muchos libros si quieres ganar bastante dinero y no solo un complemento a tu sueldo.

Sin embargo,  los escritores más ricos del mundo ganan muchísimo.  J.K. Rowling, la autora de la saga de Harry Potter, tiene unas ganancias de 650  millones de dólares. Todo ello a causa de  los millones de libros vendidos, las adaptaciones cinematográficas y  el merchandising.  Eso sí, solo de libros vendidos son 400 millones de copias traducidas a 65 idiomas. ¡Una barbaridad!

También comentar que los porcentajes pueden variar según el formato del libro. Así, en el libro impreso el porcentaje se sitúa en el 10%, en el libro digital sería de un 25%, y en una edición de bolsillo entre  el 5% y 8%.

Por otra parte,  si el autor cuenta con un agente literario este se llevará  el 1%  del  porcentaje del 10% del autor. O sea, que el autor recibirá el 9%. Los escritores profesionales cuentan con esa figura para negociar los contratos de edición con las grandes editoriales.

El editor del 25 al 35%

La editorial es la que corre con los gastos de corrección, diseño, impresión y promoción del libro. Recibe un porcentaje que puede oscilar entre el 25 al 35% del PVP.  En España rondan las 3.500 editoriales, según los informes de DILVE (Distribuidor de Información del Libro en Venta).

El editor  tiene que pagar a  su plantilla  y sacar beneficio. Por ese motivo, muchas editoriales aseguran el tiro con escritores ya conocidos y arriesgan poco con autores noveles, al tener poco margen para asumir riesgos.

La distribuidora del 30 al 35%

 La distribuidora de libros realiza servicios comerciales y sirve de enlace entre editores y libreros para situar y reponer libros en su punto de venta y facilitar su difusión. Del 30 al  35%  del PVP sería el porcentaje de la distribuidora.

La distribuidora ha de asumir los gastos de almacenaje y transporte, del equipo comercial, del transporte de vuelta en las devoluciones. Es la que asume los costes y cobra por las ventas dependiendo del  precio del libro y tiene que devolver los ejemplares no vendidos a  la editorial

Habitualmente las distribuidoras solo trabajan con editoriales. Visita la web de la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE) si buscas alguna.

El punto de venta del 30 al 35%

Se lleva del 30 al 35% de PVP de cada libro vendido.  El punto de venta físico, la librería, tiene que pagar el espacio donde expone y vende, empleados.   Algunas han tenido que cerrar por los costes de los alquileres y caída de ventas. En España hay casi más de tres mil librerías donde acudir.

Otras cadenas de librerías han apostado por portales de internet donde vender sus libros  como Casa del Libro, donde el autor cede una comisión a la librería y hay que sumar los gastos de envío.  Es lo más recomendable para el autor para llegar al máximo de lectores.

Por otra parte, si es una gran superficie o una gran cadena de libros te puede llegar a  solicitar el  45%, porcentaje muy alto, pero ¿a qué autor no le gusta tener su obra en una conocida cadena de librerías?

En conclusión, para hacerse una idea sobre los canales de comercialización, un 35% de lo facturado son librerías,  un 17% cadenas de librerías y un 8% hipermercados, según datos del sector del libro.  Como ves, las librerías independientes siguen siendo las principales.

Los beneficios del libro

Al final, el resultado de lo que ganes dependerá del número de ejemplares que se vendan para que salgan a todos las cuentas y no pierdan dinero todos los que intervienen, ya que no solo el autor vive de su libro. 

Sin embargo  cada vez se apuesta más por la autoedición.  Entonces, te ahorras el porcentaje del editor. Si además no tienes distribuidora, ni punto de venta físico ya no cedes otro porcentaje, pero Amazon y  los portales de librerías también te pueden pedir una comisión.

Lo que queda claro es que el autor como creador de la obra tiene que recibir unos ingresos dignos de su libro.

Espero que te haya sido útil este artículo y si quieres publicar o imprimir un libro o tienes una consulta sobre este tema contacta con los amigos de Printcolor 

Publicado el Deja un comentario

El síndrome del escritor/a perfeccionista.

Todas las personas que hemos escrito un libro padecemos un síndrome, seguro que al leer este post reconocerá que durante un proceso de tiempo ha sufrido este síndrome, o peor aún, esta inmerso totalmente en él.

El síndrome en cuestión es la parálisis por análisis, es sin lugar a dudas uno de los grandes asesinos de obras literarias, y el culpable de que muchos libros no terminen de salir al mercado, pues siempre hay algo que mejorar, algo que cambiar, un nuevo enfoque que aportar o en el peor de los casos, el no saber si la obra será lo suficientemente interesante para el público o el mercado.

Si estas en un proceso o lo has vivido, me aventuro a decir que ahora mismo se vislumbra una sonrisa en tu cara, si al final lo lanzaste o un suspiro si todavía estas “perfeccionando” tu libro. Y es que, el temible síndrome asoma siempre por nuestra mente, nos hace dudar, nos muestra nuestro miedos e intenta procrastinar para evitar enfrentarnos a la aversión al fracaso y la vergüenza a la que nos exponemos cuando creamos y mostramos nuestra obra al mundo.

¿Y qué puedo hacer para evitar dicho síndrome?

Dos consejos, o mejor dicho, dos decisiones tienes que comprometerte a tomar. La primera es bien sencilla, haz todas las mejoras que creas conveniente, evoluciona, y llega al punto que sepas que esta a la altura de lo que quieres transmitir, pero no vayas más lejos. Las personas que leerán tu libro, seguirán con sus vidas, con sus problemas, con sus historias diarias, pasarán por tu obra, seguramente disfrutarán, aprenderán o se emocionarán, con algo de suerte la recomendarán y poco más, no hay más, no generes expectativas ni te dejes llevar por “historias” de personas que han tenido éxito, pues si realmente has escrito algo digno de recibir elogios, admiración y reconocimientos, será fruto de cientos de ingredientes (viralidad, visibilidad, fanatismo, comunidades de lectores,..) que por suerte o desgracia escapan a tus deseos, tanto para lo bueno como para lo malo.

Y el segundo consejo-decisión. No dejes nunca de disfrutar del proceso, escribes por ti y para ti, por lo que sientes, por lo que quieres transmitir, por que lo necesitas o simplemente porque es una forma de mejorar personalmente. No te cargues de presión, que ni necesitas ni te sentará bien, el arte de escribir, el placer de hacerlo no tiene nada que ver con las ventas, ni con el dinero, ni con la fama. La perfección es la acción, el empezar y sobre todo EL TERMINAR.

Publicado el Deja un comentario

Los trámites legales para publicar un libro

Si te animas a publicar tu libro tienes que cumplir una serie de requisitos legales para que tu libro sea reconocido como publicación  y proteger tus derechos como autor. Solo requiere algunos trámites administrativos. No dejes que tu libro sea  “pirata” o  pirateado.

El número ISBN

Casi todos los libros cuentan con un número de trece digitos que lo identifica, es el número  ISBN. El ISBN es un código normalizado internacional para libros (International Standard Book Number).  Este identifica el libro y ofrece información sobre el autor, título, número de páginas, formato,  precio.  Por otra parte, el libro con ISBN  se incorpora al catálogo de todos los libros publicados en España.

Sin embargo, el ISBN no es obligatorio legalmente para las publicaciones. Sí que es aconsejable, si quieres comercializar el libro, ponerlo a la venta. Lo puedes obtener en la Agencia del ISBN pagando una cantidad. Sí que es verdad, que en  cadenas de librerías o portales como Amazon te exigen que el libro tenga un código ISBN para venderlo.

Por otra parte, hay dos tipos de ISBN. Uno es el ISBN de Editorial donde  la propia editorial lo solicita y sirve para identificar todos los libros de su catálogo. Y otro, es el ISBN de Autor-editor, que es aquel que pide el autor que no tiene detrás ninguna editorial para publicar su obra.

Al final  con el ISBN,  tu libro es reconocido como publicación y puede ser  identificado y  más fácilmente vendido.

El depósito legal

Si  has publicado tu libro necesitas cumplir con las obligaciones del depósito legal. Básicamente consisten en entregar  cuatro ejemplares de tu obra en una oficina del depósito legal  de tu territorio e  insertar dicho número en cada ejemplar de tu libro, en su página de créditos junto con el ISBN.

La finalidad de las oficinas del depósito legal  es recopilar el material bibliográfico producido con unos fines de preservación y difusión del patrimonio bibliográfico. De esta manera no se pierde el  patrimonio cultural de nuestro país.  Siempre es  un orgullo que guarden un ejemplar de tu libro para las generaciones venideras.  También puede ocurrir que tu libro acabe distribuido en una de las bibliotecas públicas con acceso a todo los lectores.

La obligación legal de solicitar el número de depósito legal corresponde al editor.  En el caso del autor-editor podría acabar haciendo el trámite en su defecto el impresor. Tampoco es obligatorio solicitar dicho número para publicaciones de impresión bajo demanda.  Y añadir también que la tramitación del depósito legal es gratuita.

El Registro de la Propiedad Intelectual

Una forma de proteger los derechos de propiedad intelectual de tu obra es a través del Registro de Propiedad Intelectual. Su inscripción no es obligatoria, pero es una prueba que, en caso de conflicto, presume  que los derechos existen y pertenecen al titular de la obra.

Para la inscripción registral de tu obra, el autor ha de llevar una copia de su obra al Registro de Propiedad Intelectual de su territorio. No es necesario que la obra ya esté imprimida y encuadernada, simplemente, es suficiente una copia del contenido de la misma.

Pagando una tasa administrativa, el Registro se quedará una copia de tu obra. Así,  en caso, de que alguien plagie o copie el contenido de tu obra, siempre podrás  probar ante un Tribunal de Justicia que tu fuiste el primero en crearla y que te corresponde a ti todos los derechos de autor sobre su contenido.

Finalmente para acabar, comentarte que puedan haber otros requisitos legales  que afecten a la  publicación de tu obra. Por ejemplo, los derivados de las obligaciones fiscales por la venta de tu libros, o las obligaciones con la Seguridad Social que tengas como autor-editor si trabajas por cuenta propia. 

Pero, en fin, lo más importante  es que como autor te reconozcan y respeten tu obra.

Espero que te  hayan sido útiles estos consejos legales  para publicar o imprimir tu libro y si tienes alguna duda puedes consultarla con los amigos de printcolor.

Publicado el Deja un comentario

Cómo financiar la publicación de tu libro

Con un folio  en blanco, tiempo y pasión para escribir no necesitas nada más para escribir tu gran libro. Sin embargo, la edición  y publicación de un libro  requiere otros esfuerzos más allá de las musas y  tu inspiración y no acostumbra a ser totalmente gratis, aunque lo parezca. 

Por eso, como autor tendrás que decidir si la edición y publicación lo asumes tu  y te ves capacitado para hacer todos los trabajos de corrector, maquetador, diseñador,  o, en cambio, encargarlo a un buen profesional que conozcas.

O, una tercera opción, la que anhelan  la mayoría de autores noveles, que en este caso una editorial conocida se haga cargo de todo el proceso de edición y publique tu libro. Pero, no nos engañemos,  esto puede ser una quimera.

Por eso, es bueno saber cuáles son las formas habituales de publicar un libro.  Habrá autores que  solamente quieren escribir y no saber nada de la edición, y otros que disfrutan creando, controlando y mimando todos los detalles hasta tener su libro publicado a su gusto. 

Por otra parte, también la forma de publicarlo dependerá de lo quiera gastar el autor. Hoy en día, pagando tienes profesionales que “casi” escriben y publican tu libro solos.  Evidentemente, esto no pasa con el autoeditor que apechuga con todo el proceso de edición.

¿Cuáles son las formas de publicar un libro?

1. La autoedición

La autoedición sería la edición  a cargo del autor que  deberá gestionar todo el proceso de edición de su obra. O sea, la corrección, maquetación, diseño de portada e impresión.  También tendrá que encargarse de la promoción y venta de tu libro.  De esta manera,  el autor será el amo y señor de su obra.

En el fondo, la autoedición es  ideal para aquellos que quieren cuidar personalmente su edición y que están encantados de  dedicar tiempo a la promoción y a la venta de su libro, moviéndolo en redes sociales,  organizando presentaciones, intentando colocar en librerías, cultivando un blog como autor.  El autor será el único responsable del éxito o fracaso de su libro, dependiendo de  la ilusión y empeño que ponga en la misión.

Por otra parte, se trata de  una forma barata de publicar tu libro. Al final los costes de publicación dependerán sobre todo de la tirada de ejemplares que imprimas, y siempre puedes imprimir bajo demanda. Con un programa de edición como el Word y otro de diseño para las cubiertas  es suficiente para tener tu libro listo, en formato pdf, para imprimirlo digitalmente. Eso sí, siempre pidiendo la impresión de un libro de muestra, para ver cómo queda antes de la tirada final y, en su caso, corregirlo.

Sí que te recomiendo que busques una imprenta que te aconseje cómo imprimir un libro de  calidad para no estar solo en el camino tortuoso de la autoedición.

2. La autopublicación

Para los que les gusta escribir, pero no  maquetar ni diseñar  la solución es la autopublicación.  Así, el autor contrata servicios editoriales para editar su libro. Existen una gran cantidad de plataformas que facilitan la creación y edición del libro. Un ejemplo de plataforma de autopublicación es  Amazon  KDP.

3. La editorial de autoedición

La editorial de autoedición, o también llamada editorial de encargo,  sería aquella que ofrece a cualquier autor , independientemente de la calidad de su obra, todos los medios para publicar su libro a cambio de pagar unas cantidades que pueden ser elevadas.  Te facilitarán servicios editoriales y su sello editorial  con una tabla de precios que puede incluir maquetación, diseño de portada, tirada de ejemplares.  

El libro puede tener una buena pinta, formalmente, pero el problema es que dichas editoriales generalmente no asumen ningún compromiso de promoción, ni venta del libro y, por tanto, pagarás por todos los servicios y asumirás el riesgo de “comerte” ejemplares si no vendes.  Eso sí, habrás publicado tu libro en una editorial.

4. La editorial tradicional

Con la editorial tradicional el autor firmará un contrato de edición. Se trata de un acuerdo entre el autor y el editor en el que el editor se compromete a reproducir y explotar la obra del autor a cambio de unas regalías o royalties para el autor.   Los royalties serían el porcentaje que cobra el escritor del precio de venta, sin incluir IVA, sobre el cálculo de los libros vendidos y no de los editados.  Por otra parte, en España hay más de tres mil editoriales que te pueden seleccionar como autor.

Evidentemente, si una gran editorial llama a tu puerta por tu obra, lo más probable es que digas sí, pero un autor si quiere publicar no puede vivir solo de sueños. Que, al menos, autoedite, ya que hay  autores españoles autoeditados que son superventas de libros como Rut Nieves,  J. S. Pinillos y Gregorio Hernández Jiménez cada uno con su temática.

Finalmente  comentarte que  si estás pensando en publicar e  imprimir tu libro te aconsejo que hables con los amigos de printcolor que te echarán una mano

Publicado el Deja un comentario

Tu obra y youtube, una historia de amor

Me aventuro a decir, con toda la seguridad, que el día que conozcas lo que youtube puede hacer por tu obra, te vas a enamorar perdidamente, quizás sea hoy, que después de leer estas líneas decidas darle una oportunidad, o en un futuro cuando veas que cada día crece más en usuarios, visualizaciones y pienses en todas las oportunidades que estás perdiendo.

Así que hoy, voy a hacer de cicerone, con el objetivo de presentarte los grandes beneficios y posibilidades que te abre youtube, y que de ser bien aprovechados pueden ayudarte a ganar reconocimiento, visibilidad y por consiguiente ventas.

Primero, voy a darte unos datos, ¿Estamos listos?

  • Sabías que actualmente Youtube tiene 2.000 millones de usuarios en el mundo.
  • Es la red social más usada en el mercado latino, siendo la app más descargada los últimos 4 años.
  • Es el segundo sitio web más visitado del mundo, detrás de google.com
  • Más de la mitad de usuarios acuden a Youtube antes de efectuar la compra de un servicio o producto.
  • 8 de cada 10 personas de entre 18 a 40 años ven youtube más que la televisión.
  • En las principales redes sociales, el índice de reproducciones de vídeo ha aumentado un 230% frente a publicaciones de solo texto o texto con imagen.
  • Las visualizaciones de youtube aumentaron un 74% durante el tiempo que duro el confinamiento.

¿Necesitas más?

Vamos a lo que importa, dentro de tus estrategias dedicadas a la venta, a lograr más visibilidad y atención por parte de posibles compradores de tu libro, debes tener en cuenta que youtube es el canal más importante.

Para ello, el primer paso es crear el canal, es muy sencillo e intuitivo, te pedirán datos como tu correo, nombre del canal y el diseño que quieres tener para la portada.

Ya tienes tu canal, pero… vacío.

Es hora, de coger una cámara o un móvil, quitarte la vergüenza y mostrarte al mundo, para ello, debes tener un mensaje claro, hacerlo de la manera más natural y presentarte, presentar tu libro y el motivo por el que alguien debería invertir tiempo y dinero en ella.

Perfecto, primer vídeo, ¿ahora qué?

Aquí es donde viene la parte más interesante, dar más contenido, o bien de temas relacionados con tu libro, o subir vídeos de personas que lo hayan leído y hablen de la maravilla que es, o también las presentaciones, quizás pequeños fragmentos leídos por ti… o incluso vídeos de como se imprime y encuaderna tu libro, esto se lo puedes pedir a nuestros amigos de Printcolor.

Este punto es de inflexión, deberás trabajar la creatividad para generar contenido de interés para que tus seguidores puedan tener cada semana una nuevo vídeo que ver.

¿y qué hago con los vídeos?

Lo bueno que tiene youtube es que es muy fácil de compartir en redes, como Facebook, instagram, linkedin, e incluso por mail y whatsapp, irás viendo como cada vez se hace más interesante, te gustará ver que has logrado más visitas, más interacciones, más compartidos y comentarios.

Espero haberte ayudado a que hagas “click”, y que te hayas enamorado de youtube un poco. ¿quién sabe si me terminaré ganando la vida como cicerone profesional?

Publicado el Deja un comentario

La marca personal como escritor

Seguro que conoces a grandes escritores que parece que sus libros se vendan solos, sin apenas promoción, porque sus miles de lectores quieren leer el siguiente que escriba, simplemente porque lo ha escrito él o ella. Son autores que tienen una gran marca personal como escritor. Escriban sobre lo que escriban tendrán colas de lectores.

Por eso, cuando vamos a una librería nos fijamos antes en la obra de un escritor reconocido que la de un autor novel, que no conoce nadie aunque tenga una obra de calidad. Todo esto tiene relación estrecha con la marca personal del escritor que no se construye de la noche al día.

¿Qué es la marca personal del escritor?

La marca personal es la reputación del escritor, la opinión que tienen los lectores de ti como escritor, basada en toda la información que circula sobre su obra que se encuentra sobre todo en internet y redes sociales. Por eso, es importante construir tu marca personal, paso a paso, para que los lectores te conozcan, sepas que existes como escritor, te valoren, y al final tengan ganas de leer tus  libros.

Sin embargo, publicar un libro solo es el primer paso para construir tu marca personal. También la marca personal va más allá que la simple promoción del libro en librerías o redes. No es suficiente en estar presente tu obra en librerías físicas o digitales para que se venda si no hay nada que haga destacar tu obra sobre el resto. Será la construcción de la marca personal una de las claves para triunfar como escritor.

 ¿Cómo construir tu marca personal?

En nuestro país se publican 90.000 títulos al año, más de 30.000 novedades, y el lector tiene mucho para elegir. Con la marca personal ganarás  visibilidad. Si no te ven, no te leen.

Tampoco se trata de convertir al escritor en una simple marca comercial, en un producto. Pero un autor ha se saber venderse como escritor, conectar con sus posibles compradores que son sus lectores. Por ello, es importante que tenga algunos conocimientos de marketing como escritor.

Para crear tu marca personal primero has de saber aquellas características o cualidades que te marcan la diferencia en relación al resto de escritores. Por ello, es importante conocerse uno mismo como autor y valorar tus puntos fuertes y potenciar los débiles.

Evidentemente, hay autores superconocidos con una marca personal tan fuerte que sus libros se venden sin esfuerzo como es el caso del escritor prolífico de novelas de terror Stephen King o J.K.Rowling, con su saga de libros de Harry Potter.

¿Cómo trabajar tu marca personal?

La creación de un blog de autor te permitirá estar presente en internet construyendo tu marca personal como escritor. En el contenido del blog tendrás tu perfil de autor, listado de tus obras, reseñas, entrevistas que te hayan hecho, enlaces, artículos interesantes, etc. Ofrece gratis avances de tus publicaciones, invita a presentaciones, sortea libros, todo lo que ayude a generar visitas a tu blog. A través del blog irás forjando tu personalidad como escritor y fortaleciendo la relación con tus lectores.

Es muy importante que sea un blog vivo, activo. Ha de generar interés para fidelizar a tus lectores. Es útil que permita la subscripción a newsletters , interactuar con los usuarios y tratar de crear una comunidad de lectores. También el blog te va a permitir compartir todos sus contenidos en las redes sociales.

Por otra parte, las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram te darán la oportunidad de tener seguidores. También lo utilizarás para promociones, siempre sin cansar a tu lector, ofreciendo contenidos interesantes que no sean solo que compren ya tu libro.

Es recomendable que la gestión tanto del blog como de las redes sociales la lleve el propio autor. Lo más importante es que como autor seas auténtico, comunicativo, cercano y activo, para que no acabes aburriendo a tus lectores.

La red social Goodreads.com

Goodreads.com es un sitio web que permite crear vínculos entre escritores y lectores. Hay una biblioteca virtual donde el lector indica las lecturas que ha hecho y es posible ver críticas y puntuaciones a los libros que ha leído. El autor podrá utilizar esta red social a su favor animando a sus lectores a criticar y puntuar su obra. Así, también puede potenciar su marca personal. Sería como la librería de Amazon pero sin comprar libros.

¿A qué esperas para construir tu marca personal? Que sepas que los amigos de printcolorweb te ayudarán a imprimir tu libro y te pueden dar consejos como autor.