Publicado el Deja un comentario

Cómo financiar la publicación de tu libro

Con un folio  en blanco, tiempo y pasión para escribir no necesitas nada más para escribir tu gran libro. Sin embargo, la edición  y publicación de un libro  requiere otros esfuerzos más allá de las musas y  tu inspiración y no acostumbra a ser totalmente gratis, aunque lo parezca. 

Por eso, como autor tendrás que decidir si la edición y publicación lo asumes tu  y te ves capacitado para hacer todos los trabajos de corrector, maquetador, diseñador,  o, en cambio, encargarlo a un buen profesional que conozcas.

O, una tercera opción, la que anhelan  la mayoría de autores noveles, que en este caso una editorial conocida se haga cargo de todo el proceso de edición y publique tu libro. Pero, no nos engañemos,  esto puede ser una quimera.

Por eso, es bueno saber cuáles son las formas habituales de publicar un libro.  Habrá autores que  solamente quieren escribir y no saber nada de la edición, y otros que disfrutan creando, controlando y mimando todos los detalles hasta tener su libro publicado a su gusto. 

Por otra parte, también la forma de publicarlo dependerá de lo quiera gastar el autor. Hoy en día, pagando tienes profesionales que “casi” escriben y publican tu libro solos.  Evidentemente, esto no pasa con el autoeditor que apechuga con todo el proceso de edición.

¿Cuáles son las formas de publicar un libro?

1. La autoedición

La autoedición sería la edición  a cargo del autor que  deberá gestionar todo el proceso de edición de su obra. O sea, la corrección, maquetación, diseño de portada e impresión.  También tendrá que encargarse de la promoción y venta de tu libro.  De esta manera,  el autor será el amo y señor de su obra.

En el fondo, la autoedición es  ideal para aquellos que quieren cuidar personalmente su edición y que están encantados de  dedicar tiempo a la promoción y a la venta de su libro, moviéndolo en redes sociales,  organizando presentaciones, intentando colocar en librerías, cultivando un blog como autor.  El autor será el único responsable del éxito o fracaso de su libro, dependiendo de  la ilusión y empeño que ponga en la misión.

Por otra parte, se trata de  una forma barata de publicar tu libro. Al final los costes de publicación dependerán sobre todo de la tirada de ejemplares que imprimas, y siempre puedes imprimir bajo demanda. Con un programa de edición como el Word y otro de diseño para las cubiertas  es suficiente para tener tu libro listo, en formato pdf, para imprimirlo digitalmente. Eso sí, siempre pidiendo la impresión de un libro de muestra, para ver cómo queda antes de la tirada final y, en su caso, corregirlo.

Sí que te recomiendo que busques una imprenta que te aconseje cómo imprimir un libro de  calidad para no estar solo en el camino tortuoso de la autoedición.

2. La autopublicación

Para los que les gusta escribir, pero no  maquetar ni diseñar  la solución es la autopublicación.  Así, el autor contrata servicios editoriales para editar su libro. Existen una gran cantidad de plataformas que facilitan la creación y edición del libro. Un ejemplo de plataforma de autopublicación es  Amazon  KDP.

3. La editorial de autoedición

La editorial de autoedición, o también llamada editorial de encargo,  sería aquella que ofrece a cualquier autor , independientemente de la calidad de su obra, todos los medios para publicar su libro a cambio de pagar unas cantidades que pueden ser elevadas.  Te facilitarán servicios editoriales y su sello editorial  con una tabla de precios que puede incluir maquetación, diseño de portada, tirada de ejemplares.  

El libro puede tener una buena pinta, formalmente, pero el problema es que dichas editoriales generalmente no asumen ningún compromiso de promoción, ni venta del libro y, por tanto, pagarás por todos los servicios y asumirás el riesgo de “comerte” ejemplares si no vendes.  Eso sí, habrás publicado tu libro en una editorial.

4. La editorial tradicional

Con la editorial tradicional el autor firmará un contrato de edición. Se trata de un acuerdo entre el autor y el editor en el que el editor se compromete a reproducir y explotar la obra del autor a cambio de unas regalías o royalties para el autor.   Los royalties serían el porcentaje que cobra el escritor del precio de venta, sin incluir IVA, sobre el cálculo de los libros vendidos y no de los editados.  Por otra parte, en España hay más de tres mil editoriales que te pueden seleccionar como autor.

Evidentemente, si una gran editorial llama a tu puerta por tu obra, lo más probable es que digas sí, pero un autor si quiere publicar no puede vivir solo de sueños. Que, al menos, autoedite, ya que hay  autores españoles autoeditados que son superventas de libros como Rut Nieves,  J. S. Pinillos y Gregorio Hernández Jiménez cada uno con su temática.

Finalmente  comentarte que  si estás pensando en publicar e  imprimir tu libro te aconsejo que hables con los amigos de printcolor que te echarán una mano