Publicado el Deja un comentario

Felicidad que bonito nombre tienes!!!

El pasado sábado para celebrar el día de la felicidad hicimos un directo con Ernest Dift, que por cierto podéis ver en nuestro instagram TV, además de debatir, filosofar y dar algunos consejos, nació una idea que hoy me gustaría compartir con los millones de fans y lectores que siguen este blog (sigo con la dopamina por las nubes todavía). 

– ¿Y qué reflexión, idea, pensamiento nació?

Voy a intentar resumirlo…. 

La felicidad es, al fin y al cabo la capacidad que tenemos de hacer aquello que anhelamos, uniendo dos aspectos, primero soñándolo y después lográndolo

– Vale, estupendo, te ha quedado muy bonito y profundo pero que tiene que ver esto con un blog de autoeditores?

pues, aunque no te lo creas, T-O-D-O!!!!

Ahora es cuando me explico y empezarás a ver la potencia de esta idea. 

Todas las personas que han escrito un libro o están en un proceso de escribirlo (sea cual sea la fase en el que se encuentre), anhelamos, soñamos e imaginamos cuando lo terminaremos, como serán las portadas, el olor de sus páginas, los ojos de las personas que al verlo y leerlo nos felicitarán. Nuestra mente se sumerge en generar todo tipo de “experiencias” vinculadas al hecho de tenerlo terminado y lo que posteriormente pasará, éxito, admiración, reconocimiento, emocionar, hacer reír (esto va al gusto del consumidor y a tu nivel de Ego)

Este proceso, el de SOÑAR, es bonito pero tiene un punto macabro, solo es un sueño, solo esta en nuestra mente, quizás alguna persona de nuestro entorno lo sepa, pero si no lo ejecutas pasa al plano de la frustración, el cajón de las cosas que no hiciste, que no acabaste, que no LOGRASTE…

Por eso, el concepto felicidad (que te exponía) esta fuertemente vinculado al LOGRAR, al hacer, al TERMINAR, a lanzarse pese a las criticas, al miedo al fracaso, al que dirán, LOGRAR es la verdadera felicidad, suspirar al verlo terminado, al tocarlo con las manos, a olerlo de verdad!!!

Y no se trata de que sea perfecto, ni que esté a la altura de las expectativas que te habías generado, como  seguramente (siento ser tan duro) en tus sueños sea más genial, más increíble, más “guay”, pero eh…. YA LO TIENES, YA EXISTE, YA ES REAL, YA ES… TUUUUYOOOOO, para siempre, para la eternidad, TU LEGADO!!!!!!!

Y eso, eso es felicidad, te retaste, tuviste constancia, te superaste, y pammmmmmmmmm

Por eso, el motivo de la reflexión del pasado sábado, entre cientos de ellas, fue esta la que más quiero compartirte hoy, te invito a que puedas ver ese directo, que lo hagas con una libreta ya que hay mucho valor, y que por supuesto saques tus conclusiones, enseñanzas o consejos que más puedas utilizar.

Aprovecho para dar las gracias a Ernest Dift por su claridad, su increíble manera de expresar y transmitir, y por supuesto a como ayuda a las personas a SOÑAR Y LOGRAR.

PD: No serán millones de personas las que leen este blog, pero me hace FELIZ poder soñar con cada uno de los post, terminarlos (lograrlo) y saber que tu ahora lo estás leyendo. 

¿a qué es sencilla la felicidad?

@alberto_rodilla

Deja una respuesta