Publicado el Deja un comentario

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿La venta o la comunidad?


Como bien sabéis nuestros amigos de printcolor han iniciado una serie de directos semanales en su canal de instagram de printcolor, del cual yo, a modo de presentador disfruto de conversar con autores de diferentes temáticas.

Fruto del último directo que tuvimos en Instagram Live del jueves pasado, en la que pudimos conocer más en profundidad al autor Xavier Marce y su proyecto La Marca de Odin, nos sorprendio con una estrategia-idea que nos ha hecho pensar mucho en estos días y que consideramos interesante compartir, ya que si estás escribiendo un libro, lo has escrito o lo piensas escribir en un futuro, esta estrategia-idea te puede ayudar mucho.


La idea es sencilla, monta primero una comunidad y después ofrece el libro, tiene sentido verdad, para eso, vayamos punto por punto.

Crear una comunidad.
Una comunidad es un grupo de personas que tienen elementos en común, como costumbres, valores, aficiones, ubicación geográfica, roles o estatus social. Generalmente una comunidad se crea partiendo de una identidad común y se diferencia de otros grupos o comunidades por las acciones que ejerce.
La gran ventaja es cuando la comunidad gira alrededor de la idea que tienes, de tu propuesta de valor, del futuro o presente libro que tienes. Es el sueño de cualquier creador/a. Pero…
Los beneficios de generar una comunidad son múltiples, pero claro, no todo es tan fácil y bonito como lanzar una comunidad, que sea dinámica, que genere contenido e interés.


Ofrece algo de valor
Nadie va a ir a un lugar en donde te presionan para comprar algo, un error común es enfocarse directamente en la promoción de un proyecto en vez de compartir algo útil.
Comparte consejos, experiencias y crea historias.
Es la oportunidad de construir confianza entre el público y ganar seguidores a través de recomendaciones que les ayudarán a resolver un problema.
Por más mínima que sea tu aportación, si les ayuda a mejorar algún aspecto de su vida volverán porque habrán encontrado algo de valor en tu contenido.

Escucha
Una vez que llamas su atención, es momento de escucharlos.
Las personas tenemos tanto que decir, pero muy pocas están dispuestas a escuchar.
Por eso cuando encontramos a alguien que nos deja expresarnos libremente, volvemos con esa persona una y otra vez porque se convierte en nuestra confidente.
Este es el momento de mostrar el apoyo, validar sus opiniones y empatizar con sus emociones.
Es importante cuidar que nuestra validación sea natural, evita utilizar mensajes muy generales y toma tu tiempo por escribir respuestas mucho más personales, mencionando nombres, resaltando hechos que los seguidores comparten y aportando de ser posible alguna solución.

Ahora, a responder la pregunta, ¿Qué fue primero el huevo o la gallina?

Deja una respuesta