Publicado el Deja un comentario

Saca el máximo provecho de tu red de contactos para vender tu obra

Y claro, claro, ya lo habrás comprobado en tu vida, la gente con grandes contactos llega más lejos, tiene más oportunidades y posibilidades en caso de tener algún tipo de problema.

Y hoy vamos a ayudarte con varios consejos para que puedas aprovecharte de los contactos para dar más visibilidad y por ende, puedas lograr más ventas apoyándote en una sólida y potente red de contactos.

  1. Pulir los perfiles en redes sociales. Hoy en día es mucho más fácil ponerse en contacto con otras personas a través de Internet. Tener un perfil actualizado y con referencias pueden ayudar a conectarse con nuevas personas o antiguos conocidos que sirvan para crear alianzas o conseguir nuevos proyectos de trabajo.
  2. Ponerse en contacto con antiguos colegas y amigos. Muchas veces los colegas con los que se ha trabajado anteriormente pueden ser de utilidad para dar a conocer nuestro libro. Al mismo tiempo, los amigos ya nos conocen y nos eliminan la barreras a la hora de ponernos en contacto con ellos, la excusa de una antigua amistad es perfecta para decirles la increíble obra y lo mucho que le gustará leerla.
  3. Mantener un contacto constante. Después de lograr un primer contacto con un alguien nuevo, debe reforzarse la comunicación y ser constante en ella, para que no parezca que se tiene un simple interés de venta, pues esto suele desmotivar a la gente y nos pueden tachar de ser una persona interesada. Aún si no nos compran en una primera vez el libro, debemos cultivar y cuidar esa relación, quizás en un futuro puedan adquirirlo. 
  4. Ser claro en la comunicación. Al hablar con contactos para llevar a cabo una venta, la comunicación debe ser fluida, directa y sin miedo a pedir ayuda. Si se habla de forma franca con ellos, además, esto formará un lazo de confianza para seguir tu carrera como escritor/a en un futuro.
  5. Ser abierto a distintos tipos de contactos. Nunca se sabe qué tipo de lector puede interesarse en tu libro, o el tipo de “fan” que uno puede llegar a tener, por ello no hay que cerrarse a contactar personas que se desenvuelvan en cualquier área, un lector es un lector y debemos dejar de pensar no solo en nuestro “publico objetivo”. 
Deja una respuesta